13 de diciembre de 2016

A la oposición...

Señores de la oposición; estamos preocupados de ustedes.

Los historicos discursos de Luther King o de Colosio quedan al pelo cuando el politico se da cuenta que un pueblo añora el cambio y aprovecha su estado de animo. Por consiguiente, aflora el romanticismo politico y los discursos se llenan de promesas.

Sin embargo, los ciudadanos ya estamos curados de promesas vanas y palabras bofas de la clase politica. Tenemos algo que decirles a los politicos que buscan gobernar un Estado ofendido y engañado por mas de una decada. Algo que esos politicos, aún con sus buenas intenciones, pretenden gobernarnos en esta época de incertidumbre y engaño. El discurso de la oposición esta lleno de buenos deseos que el ciudadano tanto necesita y desea, pero que por su experiencia, es dificil de creerles. 

Señores; tenemos miedo de que si  lleguan al poder, estén en contubernio con el gobierno saliente y/o en funciones. Que sean comparsas. Tenemos muchas razones para pensar de esa manera. Leyes que se han aceptado entre ustedes sin la debida aceptación del ciudadano, acuerdos bajo la mesa que benefician a los políticos de ambos bandos y a una minoría de amigos y socios pero que afectan al grueso de la población, puestos claves en el gobierno que se han entregado con su aceptación y que el cambio que prometen, sea una farsa.

Existe temor entre los ciudadanos que ustedes sean mas de lo mismo. Que salgamos de un pozo para caer en otro mas profundo. Tenemos miedo a ser engañados de nuevo.

Estamos dispuestos correr el riesgo de un cambio, claro que si, pero seria desastroso un engaño mas. Vean nada mas como esta nuestro estado vecino con su gobernador independiente.

Los coahuilenses somos aventados, valientes, bien arriesgados. Estamos dispuestos a votar por un cambio tan necesario en nuestro estado con políticos que nos respeten y que velen por nuestros intereses. Queremos politicos dignos de confianza y que cumplan al pie de la letra lo que nos prometen en sus discursos pues. Asi de sencillo; que cumplan lo que prometen.

Los actuales políticos en el poder no han sabido manejar este. Se han atragantado con el hueso que la ciudadanía les confió. Se ahogan en el dinero que produce un Estado tan rico como el nuestro, de municipios tan trabajadores y tan emprendedores como los nuestros. No saben que hacer con ese dinero mas que mal gastarlo. Se volvieron locos de poder. Se enfermaron. Hay muchos botones de muestra. En Coahuila hay presidentes municipales que presumen las obras que realizan de una burda manera, a mucho costo. No lo hacen por su espíritu de servicio, ese espiritu lo perdieron el mismo dia que ocuparon la silla. Lo hacen con el único propósito de llevar agua a su molino. Así nos lo han demostrado a cada rato. Hacen una obra pero gastan cientos de miles de pesos en presumirla. No pierden ningún minuto de su tiempo en el poder para proyectar su imagen gastando millones de pesos anualmente en esa actividad. Ese dinero que gastan en publicidad no trae ningún beneficio a la ciudadanía. Lo gastan para su futuro político porque se creen seguros de que al termino de su gestión, alguien de arriba los protejera con un puesto que solape su mala administración. Al ser dineros del pueblo lo gastan sin consultarnos. Prácticamente lo toman para beneficiarse ellos. Para preparar la tierra de su futuro político. Incierto, por cierto.

Señores de la oposición. Nos preocupan.

Queremos un Coahuila limpio de la legión que nos gobierna actualmente en el estado, pero tenemos miedo de que otro apellido, otra dictadura, otro virreinato igual, se vuelva a asentar en Coahuila.

Sepan que nos llena de vergüenza ser ciudadanos gobernados por el mas infame casta política de que tengamos memoria. Nos da vergüenza que los ciudadanos de otros estados volteen a vernos con incredulidad, de que nos digan que como es posible que sigamos votando y manteniendo en el poder a ese tipo de políticos que se han enriquecido a costillas de un pueblo que creyó en el primero y les fue impuesto el segundo con el contubernio del gobierno federal. Que seamos tan pasalones al grado de seguir aplaudiendolos, de seguir mendigando su saludo, de seguir agachando la cabeza a su paso y de temer a sus represalias si no estamos de acuerdo en lo que dicen y hacen.

Ya estamos hartos. Hartos de políticos deshonestos que engañan al pueblo con tarjetas de la gente y bolsitas con billetes de cien pesos para comprar sus votos. Ya estamos hartos de ver a gobernadores y presidentes municipales haciéndose ricos robando descaradamente y adquiriendo bienes hasta en el extranjero y que para lo cuel su ingreso como funcionario publico no lo permite. Muestras hay a raudales. Por todo México, por todo Coahuila.

Las cuentas no cuadran y no hay autoridad federal que se atreva a auditarlos. Estamos hartos de la impunidad y exigimos que esos funcionarios corruptos sean enjuiciados en Mexico y no en Estados Unidos y que no haya ninguna autoridad gubernamental que acuerde con ellos o con sus jefes un "borrón y cuenta nueva".

Estamos hartos del sistema político imperante en el Estado y en los municipios.

Necesitamos políticos que tengan valor y el autentico espíritu de servicio que pregonan en campaña, que pregonan en los libros, que pregonan en las redes sociales y en sus discursos.

Ya no queremos mas mentiras, mas engaños.

Estamos preocupados de ustedes. Porque seria muy triste ser engañados nuevamente por alguien que promete un cambio y después darnos cuenta de que este cambio fue para agarrar mas vuelo.

Nada hay mas loable, mas digno que una ilusión. La ilusión de un pueblo a un cambio político fuerte, desde los cimientos, desde el timón, para mejorar nuestros municipios y nuestro estado. Queremos volver a confiar en nuestras autoridades, en nuestros políticos, en nuestros legisladores. Tenemos 11 años mal tratados, robados, engañados y batallando mucho para salir adelante.

Por favor, en caso de que llegaran ustedes al poder... no la rieguen!




Lic. Javier Zacarias
@javierzacarias

20 de octubre de 2016

Los Narcisos de la Politica

Hay algunos funcionarios públicos coahuilenses que padecen el síndrome de Narciso. Paridos por los Dioses no pasa un día en que demuestren ante propios y extraños que están enamorados de su imagen, de su persona, de sus virtudes y excentricidades.

Este trastorno psicológico no es de un político en particular. En nuestro Estado se manifiesta principalmente en funcionarios de todos los niveles de gobierno que tienen el poder para asignar, a su conveniencia, importantes cantidades de dinero para promocionar su imagen, aunque hay casos donde es muy, pero muy evidente como los de algunos presidentes municipales. Este mal, incurable y contagioso ocasiona un gasto excesivo al erario en la promoción de la imagen del funcionario ya sea para su incierto futuro político o para satisfacer su muy conocido egocentrismo. Gasto que si saliera de sus bolsillos difícilmente estarían dispuestos a pagar.

Según Wikipedia, la biblioteca de Internet mas conocida y explorada, en la mitología griega, Narciso era un joven muy hermoso. Las doncellas se enamoraban de él, pero éste las rechazaba. Entre las jóvenes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien había disgustado a Hera y por ello ésta la había condenado a repetir las últimas palabras de aquello que se le dijera. Por tanto, era incapaz de hablarle a Narciso por su amor, pero un día, cuando él estaba caminando por el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco respondió: «Aquí, aquí». Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: «¡Ven!». Después de responder Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que sólo quedó su voz.

Para castigar a Narciso por su engreimiento, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de apartarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas.

El narcisismo como trauma es el amor que dirige el sujeto a sí mismo tomado como objeto.

En su uso coloquial designa un enamoramiento de sí mismo o vanidad basado en la imagen propia o ego. Como ya se dijo, la palabra procede del antiguo mito griego sobre el joven Narciso, de especial hermosura, quien se enamoró insaciablemente de su propia imagen reflejada en el agua.

La personalidad narcisista se caracteriza por un patrón grandioso de vida, que se expresa en fantasías o modos de conducta que incapacitan al individuo para ver al otro. La visión de las cosas del narcisista es el patrón al cual el mundo, su país, su estado o municipio debe someterse. Para los narcisistas el mundo se guía y debe obedecer a sus propios puntos de vista, los cuales considera irrebatibles, infalibles, autogenerados. Las cosas más obvias y corrientes, si se le ocurren a él, deben ser vistas con admiración y se emborracha en la expresión de las mismas.

Hay en el Narcisista una inagotable sed de admiración y adulación. Esta necesidad lo incapacita para poder reflexionar tranquilamente y valorar serenamente la realidad. Vive más preocupado por su actuación, en cuanto al efecto teatral y reconocimiento externo de sus acciones, que en la eficacia real y utilidad de las mismas. En resumen, las personas narcisistas, aun cuando pueden poseer una aguda inteligencia, esta se halla obnubilada por esa visión grandiosa de sí mismas y por su hambre de reconocimiento. 

Muchas personas pudiendo ser exitosas, productivas y creativas, someten su vida a aduladoras mediocridades. Cuando los narcisistas ejercen posiciones de poder, se rodean de personas, que por su propia condición, son inferiores a él o ella, y de otras, que le harán la corte solo en función de un interés mezquino. Ellas, drogadas por su discurso auto-dirigido, no son capaces de reflexionar y escuchar lo que el mundo externo les grita.

La personalidad narcisista nace de una violencia, de un terrible trauma, de una herida inferida al individuo en sus primeras etapas del desarrollo o antes, cuando la herida es la madre y ella trasmite al hijo su resentimiento, su dolor, su rabia y su temor. Se refugia, el traumatizado, en su propia imagen de grandiosidad, ello le permite elevar su maltrecha auto-estima y sentirse un poco mejor consigo mismo. Su hambre insaciable de reconocimiento se asila en la admiración y la adulación de quienes lo circundan.

Él narcisista no se plantea dudas en cuanto a la realidad de sus ideas, sean estas brillantes o no. Así vemos cómo personas con una inteligencia mediocre y una cultura pobre, escalan posiciones sorprendentes, para ellas el recapacitar no existe. Aún las más insulsas ideas son expresadas con un espíritu mesiánico, se enamoran de las ideas de otros y las hacen propias sin la más mínima consideración moral ni ética. Estos últimos logran capitalizar a una horda de Narcisistas depresivos que creen, ingenuamente, en la verdad expresada por el pseudo-maestro. Ellos lo seguirán fielmente, no importa cuán errado esté.

Querámoslo o no, nosotros los ciudadanos hemos contribuido con los Narcisos que tenemos en la política. Los adulamos, les aplaudimos y mendigamos su saludo. Ellos, se dejan querer. Gastan millonadas de pesos en promocionar su imagen y nadie dice ni hace nada, al contrario, los seguimos alabando y motivando para que sigan gastando dinero en rubros inútiles en vez de asignarlo a obras para beneficiar a la comunidad y a los problemas reales de las ciudades donde ejercen el poder.

Ojala no nos volvamos a equivocar al escoger como autoridades a estos enfermos.

Lic. Victor Javier Zacarias G.
@javierzacarias

17 de agosto de 2016

Fracaso...

Los juegos olímpicos que se celebran en Brasil han confirmado el pobre nivel del deporte que tenemos en nuestro país. A la fecha, según el medallero olímpico, somos de los peores países del mundo en esa justa deportiva y a pocos días que se terminen las competencias, solo una medalla tenemos asegurada, lo que trae a la gente muy molesta. Yo creo que el rotundo fracaso en las olimpiadas no solo es culpa de los deportistas que con honor y mucho sacrificio nos representan, sino de la CONADE y las federaciones que fueron constituidas ambas para coordinar y apoyar a los deportistas y que están inmersas en un mar de burocracia, corrupción y complicidades que influye directamente en el deporte. Además está el sistema que no funciona, que no da resultados. Desgraciadamente está infiltrada la política en el deporte y eso, como todo lo que tocan los políticos, lo echan a perder, lo pudren.

Nos quedan pocas oportunidades para lograr otra medalla más en Brasil. Desgraciadamente ya ni siquiera la tenemos en nuestro deporte nacional donde fuimos eliminados por un equipo mediocre como Corea. Los vedettes que tenemos como futbolistas jugaron un fútbol tercermundista como siempre se les ha distinguido en ese deporte.

Solo en box, donde alguna vez fuimos grandes protagonistas logramos la tan ansiada medalla. Ya ni en clavados y mucho menos en caminata donde alguna vez fuimos potencia mundial, hemos podido sobresalir.

Aparecemos en el medallero en los últimos lugares, muy por debajo de países con menos recursos y presupuesto que el nuestro y eso frustra a deportistas y sociedad mexicana que está que arde en contra del director de la CONADE a quien le surten bien y bonito en las redes sociales y connotados columnistas a nivel nacional.

Estamos decepcionados del sistema deportivo implementado desde el gobierno, porque desde ahí designaron a un funcionario que nada sabe de deportes y de su organización, mas si sabe de ciertos malabares para cautivar a su amigo el presidente de la república, que de circos también sabe bastante. 

Claro que los deportistas también contribuyen al fracaso deportivo de la nación. No se les puede eximir de su responsabilidad. Ya se hizo una costumbre que terminen una competencia, regresan a México y de inmediato critican a sus dirigentes en todos los medios a su alcance, sus pobres apoyos y el desorden organizacional del que ellos también son cómplices la mayoría de las veces. Ojala que con la misma concentración que utilizan los medios para criticar a sus dirigentes lo hubieran hecho mientras participaban en sus competencias. Otra cosa hubiera sido.

Pronto rodarán cabezas en el deporte nacional. Desde deportistas hasta entrenadores, aunque no solo es de ellos la culpa. Nadie tocará ni con el pétalo de una rosa a los dirigentes del deporte porque todos se tapan con la misma cobija. Desde federativos hasta el propio director de la CONADE deben salir de inmediato del deporte de México porque no se merecen ese puesto, no se merecen el honor de representar a un país como el nuestro.

Justificaciones sobran. Lágrimas y berrinches también. La culpa es del sistema diseñado por gente que tiene intereses más importantes que el deporte mismo, que no saben ni una pizca de esos menesteres, pero si de enriquecerse a costa de lo que sea. Inclusive de una rama tan importante en la sociedad como lo es el deporte.


Lic. Javier Zacarias
@javierzacarias

8 de agosto de 2016

El Señor de los Conitos

Me conmovió el video donde Carlos Garza, un joven nigropetense que frecuenta las redes sociales y que organizó entre sus contactos de Facebook una colecta para ayudar al "Señor de los Conitos" que diariamente y sin importarle las inclemencias del tiempo, en el cruce de las calles Galeana y Abasolo de Piedras Negras vende con la actitud que lo caracteriza, el dulce producto.

En vivo compartió con la comunidad, la entrega del dinero recaudado, (la mayoría de jóvenes locales) al Señor de los Conitos como ya se le conoce a Don Luciano.

Del mero Morelos Coahuila, don Luciano es un ejemplo de vida, asi como ejemplo de vida lo es también Carlos, joven sensible y de buen corazón que se dio a la tarea de ayudar al viejecito. Una actividad tan simple de hablarlo entre los amigos, en los foros y en las carnes asadas, pero muy difícil de iniciarla y sobre todo, llevarla a cabo. 

No tengo la dicha de conocer a ambos personajes, pero me hacen sentir orgulloso de nuestras raices y de nuestro futuro representados dignamente por estas dos personas. Ahi esta la muestra que nuestra region es ejemplo de fortaleza y de solidaridad. Lo hemos demostrado en muchas ocasiones a propios y extraños.

Piedras Negras es grande gracias a su gente y con estas acciones se demuestra. El joven por la accion y el viejo por su actitud para enfrentar los retos de la vida a esa edad y por el agradecimiento honesto y sincero.

El ejemplo que nos ponen ese grupo de jóvenes liderados por este muchacho se hará patente una vez más en Piedras Negras, tanto, que ya se están organizando para ayudar al "Señor de los Chicles" que diariamente los vende cruzando el Puente 1.

Existe una diferencia abismal con las personas que piden dinero sobre los puentes internacionales sin que las autoridades de ambas fronteras hayan podido erradicarlos. La mayoria de ellos hombres fuertes y listos para llevar a cabo cualquier labor, solo que no lo quieren. Para ellos es mas comodo estirar la mano para que les den limosna que la mayoria de las veces es para mantener el vicio y la holgazaneria haciéndonos sus cómplices.

No debemos contribuir manteniendo a esa gente que no quiere trabajar.

Hay que ayudar en esas campañas donde Carlos toma la iniciativa. Hay mucha gente, sobre todo viejitos, que necesitan de nuestro apoyo.

Mi familia, mis amigos y yo, estamos listos.

Lic. Javier Zacarías 
@javierzacarias

3 de agosto de 2016

En el olvido...

Tenía unas semanas de haber tratado el tema de los campos llaneros de beisbol que tenemos en Piedras Negras, cuando de nuevo me invadió la envidia por un parque de beisbol que inaugurará próximamente el municipio de Monclova. Este proyecto, que se anuncia sin tanta euforia como lo hacen nuestras autoridades cuando tapan un bache con una aberrante publicidad que hasta ofende, contará con un magnífico campo para practicar el beisbol con todas las comodidades para los deportistas y aficionados. Este tipo de espacios están distribuidos por todo el estado, menos en La Frontera Fuerte de México.

¿Porque en Piedras Negras no se apoya al beisbolista con un parque en buenas condiciones como en otras ciudades del Estado? Simple y sencillamente porque no hay voluntad. Porque los ciudadanos vemos que si hay dinero y somos testigos del derroche que de él hacen cuando se trata de promocionar la imagen del municipio y/o a sus principales actores.

Un tema, lo se, que a alguna gente de Piedras Negras poco le importa, mucho menos a los políticos ya sentados en la silla del poder siendo que cuando mendigaban los votos en las colonias, prometían lo que ellos mismos sabían que nunca habrían de cumplir. 

Los deportistas saben mucho de eso.

Todos los campos llaneros de beisbol de nuestra ciudad están en completo abandono y ninguna institución, mucho menos el municipio hace nada por arreglarlos y mantenerlos funcionales, por no decir dignos. Es cuestión de ver las fotos que comparto de las condiciones en que se encuentra la cancha de futbol rápido de la Macro Plaza para darnos cuenta de lo que le importa a la autoridad el deporte. Con el proyecto de que harán en un futuro incierto de un centro deportivo en esa área, las autoridades dejan al olvido lo que ya está funcionando. Sí frente a la Presidencia Municipal están las canchas en esas condiciones ¿que esperamos encontrar en las orillas del pueblo? 

Por eso nos atrevemos a decir que Piedras Negras también debe ser considerado "Pueblo Mágico" porque los políticos aparecen en las colonias durante sus campañas por arte de magia y ya en el poder, desaparecen por el mismo motivo.

Hemos andado en todos los campos de beisbol de la ciudad. Salvo algunas excepciones de campos particulares que se mantienen mas o menos y con mucho sacrificio con sus propios recursos, la mayoría de los peloteros juegan en campos que están en pésimas condiciones y lo hacen solamente porque no tienen otra opción en donde practicar su deporte favorito.

Nunca hay dinero para deportes en las arcas municipales aunque se les hayan asignado un presupuesto o se reciban apoyos financieros por parte de la Federación. Quien sabe a que actividades distintas a las que van dirigidas va a parar esos recursos. Lo que sí es seguro, es que no llegan a su destino. El deporte siempre está en el último lugar de la escala de valores de algunos gobiernos municipales. Para ellos es más importante gastar millones de pesos en la imagen del político de moda, que en desarrollar el deporte entre la juventud. Digan lo que digan en sus constantes entrevistas, las canchas deportivas, los campos de beisbol las condiciones en que se encuentran esos espacios donde cientos de niños, jóvenes y adultos practican su deporte favorito, da vergüenza.

Es increíble que una frontera que se auto nombra La Frontera Fuerte de México, tenga a sus deportistas en esas condiciones. Y mas cuando los jóvenes ven lo que está cruzando el Río Bravo.

Da envidia de la buena ver los campos de futbol y softbol en las vegas del río bravo lado americano. No se diga el Chelo's Field y el Roger's Field o el Moncada Stadium un poquito mas allá, cruzando el Puente II.

No hay dinero y menos voluntad para el deporte en Piedras Negras. No arreglan los campos porque no les interesa. Porque ya están sentados en las sillas del poder y no hay quien les diga nada. Y si alguien se atreviera a hacerlo, organizan una entrevista con los medios, se les inflan las fosas nasales, se les hinchan los labios y empieza la interminable verborrea echando pestes a todo al que los critican o se atreven a no darle la razón. 

Son excelentes para justificar su incapacidad.

Mientras no haya voluntad para apoyar a los deportistas, seguirán sumidos en el olvido, pero también en el hastío en contra de sus autoridades.

No falta mucho para cobrarles la factura...  será en las urnas, ahí, donde les duele!




Lic. Victor Javier Zacarias
@javierzacarias