28 de noviembre de 2009

De Juanito y Cosas Peores...


No deja de sorprenderme el sistema político que nos mal gobierna. Pero mas me “enmuina” lo agachones que somos los ciudadanos, quienes no obstante sabernos mal gobernados históricamente, mantenemos y con seguridad regresaremos al poder a los mismos que por generaciones nos han dañado.
Leo con atención lo que está sucediendo con el tal Juanito ese, quien fue encumbrado en la política nacional precisamente por los propios habitantes de una de las Delegaciones más problemáticas del DF, pero además, una de las que más presupuesto recibe. Analizando los motivos por los que un individuo como ese haya sido elegido para gobernar un pueblo, no me queda más que reconocer que es debido a la desesperación. Si, a la desesperación de un pueblo por un cambio abrupto del poder que los gobierna, a la desesperación de una sociedad deseosa que le cumplan las promesas de campaña. De una sociedad que está harta de ver qué los políticos se llenan las bolsas de dinero y se van, asi, sin mas ni mas, dejándolos con los problemas que por generaciones han sufrido. Si fuera así, entonces esos habitantes nos están dando una muestra de unidad a todo el resto de la nación.
Tuvieron los pantalones para votar en contra de lo establecido y corrieron el riesgo.

Perdieron con ese individuo, claro que si, pero demostraron que un pueblo unido en contra del mal gobierno puede hacer un cambio radical e inmediato aunque sea por el personaje más increíble, por un completo desconocido, por un naco con mas abolengo que Cuauhtémoc Blanco. Entonces, aunque les fue de la patada por haber elegido a ese personaje digno del libro vaquero, satisfechos deberían de estar por saberse causantes de un cambio.

Perdiendo, ganaron.

Definitivamente ellos son mucho mejores que muchos de nosotros. Porque nosotros sabemos que hemos sido mal gobernados por un sistema político de lo peor y aun así los mantenemos en el poder, los adulamos y algunas veces los envidiamos. Hemos sido testigos de un mal gobierno por más de 70 años y estamos a punto de hacerlos regresar. Hemos sufrido por 12 años la incompetencia del que nos gobierna y aun hay gente que lucha por su permanencia.

Por eso siempre defenderé la idea de votar por el individuo y no por el partido que representa.

Dios nos cuide de que un Juanito se nos infiltre en nuestra política local, porque si fuera abanderado por el PRI, seguramente votaríamos por él.

Es mejor nuestro Juanito de “Le Club”. Prepara unas micheladas bruuutas!!!

Nos vemos…

1 comentario:

elchuneme dijo...

Estimado Javier...estando de acuerdo en tus razonamientos, en mi opinion, habria que profundizar un poco mas en este "affaire" politico en el que Juanito ,como tal, nacio de una "estrategia" del Peje para sacarle la vuelta a una tardia y "contovertida"( de alguna forma hay que llamarle) decision del Trife (atendiendo impugnacion de la misma cupula PRDISTA) para hacer a un lado a la Brugada (boletas electorales con fotografia de candidatos !! YA IMPRESAS !! )y sustituirla por otra persona ( que no aparecia en boleta). Es cuando, de la manga del Peje, surge este sujeto ( juanito ) para que bajo palabra y compromiso publico de el, los votos suyos se contarian a favor de la Brugada, pues esta aun apareciendo en la boleta, ya estaba fuera de la contienda electoral. Es asi como surge esta tragicomedia de risa loca en la que un papel protagonista le corresponde a una de nuestras instituciones llamada Trife, que en lugar de poner orden, es la que de alguna manera provoca lo contrario. Aun no sabemos en que va a terminar, pues hay demasiados intereses antagonicos. Confiamos en la madurez de los actores politicos, y sobre todo de la poblacion de Iztapalapa, para que esto termine en santa paz y de comun acuerdo,aunque hoy se vea dificil.