5 de diciembre de 2007

Nuestra Gente

Necesitamos hacer algo para sacar a Piedras Negras del bache social en el que estamos metidos desde hace buen rato. Porque si bien es cierto que en lo industrial y comercial se ve un futuro muy halagador gracias a las gestiones de empresarios, políticos y presidentes de las diferentes cámaras, en lo social, en lo filantrópico y sobre todo en lo familiar estamos ‘pal arrastre.

Hace muchos años había un sentido mas decidido y claro de ayuda social entre la comunidad. Al ser un pueblo muy chico, toda la gente se conocía y se trataban en ambos sentidos con dignidad y respeto sin importar la clase social entre ellos y si había alguien que necesitaba una ayuda, sobraban ciudadanos dispuestos a apoyar. De hecho, mucha gente de cuna humilde se supero en nuestro pueblo gracias a las oportunidades que les brindaron los empresarios de antaño, tanto que ahora son familias distinguidas de nuestra sociedad. Las anécdotas sobran.

Gentes de la talla de Don Beto Santos, Santiago V. González, Lucas, Osvaldo y Antonio Villarreal, Don Toño González, el Dr. Chavarria, el Dr. Cesar Martínez, Don Rodolfo Martínez, Don Rodolfo de los Santos, Los hermanos Diego, el Sr. Riddle, el Sr. Ainsle, Don Benito Martínez, el Sr. Aguirre, Don Fernando Treviño, el Dr. Mondragón y tantos hombres de bien que había en esos tiempos en nuestro pueblo y que estaban siempre dispuestos a ayudar. Ellos no necesitaban estar en un club para ayudar. El club lo usaban para convivir un rato alegre con sus amigos y ya. Para ayudar se bastaban solitos. Continuamente se les veía mezclados entre la gente de a pie, por eso el respeto y el cariño que se les profesó en vida y el recuerdo imborrable que dejaron en nuestro pueblo. Yo estoy seguro que sembraron bien porque la cosecha sigue dando frutos.

Ahora mas que nunca necesitamos en nuestra ciudad de ese tipo de personajes. Claro que si los hay, pero muy pocos. Ahí tienen al Sr. Antonio Gutiérrez que no necesita de Clubes ni de grupos para ayudar a la gente.

Claro que se que existen grupos bien intencionados que gestionan por un Piedras Negras mejor, claro que si. Pero sus gestiones van y topan con la burocracia, les meten zancadilla otros grupos que buscan proyección política o bien, van y derrapan contra la indiferencia. También están los grupos como el del Centro Histórico, y el de la vela perpetua, el de los jueves, el de los martes, el de los lunes, el del cafecito y decenas de otros mas que planean y planean proyectos y soluciones, pero no aterrizan ninguno. Proyectos que nacen en un desayuno y terminan exactamente en ese mismo lugar, cuando a los asistentes les llama el deber y salen corriendo apresurados de los restaurantes.

Yo noto que sus preocupaciones son autenticas, claro que si. Pero también noto que son gestiones aisladas. Muy aisladas. No se si ustedes tengan la misma percepción que yo, pero a mi parecer todas esas asociaciones, grupos y Clubes Sociales son células aisladas que planean, discuten y exigen sin llegar a nada en concreto porque falta organización, gestión y definitivamente el apoyo de los que tienen la lana, los que tienen el poder de decisión, los que tacañean el “si”.

Pero como en todo, hay sus excepciones. Esos Clubes como los Rotarios son la diferencia porque tienen entre sus filas a personas bien intencionadas que buscan el bien para el mas necesitado sin recibir nada a cambio mas que el intimo reconocimiento de su conciencia que les impulsa a seguir trabajando por el bien de grupos y familias abandonadas a su suerte y olvidadas de los gobiernos después de sentarse en las sillas que los votos le acomodaran. Estos clubes se cuecen aparte, si señor y siento honor y orgullo “del bueno” de tener familiares y buenos amigos como dirigentes e integrantes.
Ahí es otro boleto hermanos, porque ellos no buscan con sus acciones escalar peldaños políticos ni darse a conocer para un beneficio personal. Lo hacen por el amor a la familia, por el respeto a su comunidad y por la bendita satisfacción de ayudar.

Pero saben que?, muchas de esas buenas intenciones no se concretan como ellos quisieran por falta de apoyo de la comunidad en general. Que triste es darse cuenta que la gente que mas ayuda a esas nobles causas son la misma gente que menos tiene. Que, que..?!!! Pues así como lo leen chavalos (as). Es como todo. El que mas puede es el que menos participa y al que tratamos de ayudar es el que mas trabaja, el que mas apoya, el que mas presencia tiene. La necesidad mueve montañas.

Quieren un ejemplo?. Ahí les va.
Así de reojo, sin voltear su cabecita, fíjense cuando pasa la canasta de la limosna por las bancas de Catedral y se darán cuenta que los que mas “ponen”, es la gente mas humilde. Cuando las niñas voluntarias termina de pasar la canasta de la limosna entre las distintas secciones de la iglesia, se darán cuenta que éstas van a la mitad!!!...ah! pero pesadísimas, de tanta moneda que le metieron. Que bárbaros!. Y luego algunos hasta le quieren despistar metiendo a la canastita toda la manota para que el vecino fisgón no se de cuenta que puso un billete de 20 pesos hecho bolita. Eit!...pssst, el que te vio esta arriba papá!!!

Piedras Negras somos todos. Tanto los que viven en residenciales (puro cuento, cual residencial!) y colonias con todos los servicios, como los que viven en los barrios y comunidades apartadas de la ciudad así como los grupos marginados que nos rodean.

Todos somos Piedras Negras. Los que juegan golf son ciudadanos de este pueblo igual que los que juegan béisbol y “fusbol”. Son de Piedras Negras los que van a ver a los Bravos tanto como los que van a ver jugar al Unión Piedras Negras, así como son nigropetences los que van a ver jugar al Trípoli como los que van a ver jugar a los Atléticos del Ejido.

Todos somos igualitos y tenemos los mismos derechos y obligaciones. Por lo tanto, nos necesitamos.

El día que dejemos de vernos por arriba del hombro unos a otros, el día que saliendo de misa saludes sinceramente al que tuviste a un lado y que ni lo pelaste dándole “la paz” hipócritamente volteando desesperado para darle la paz a algún político de moda. El día que saludes a la persona que te da las hojitas para la misa con la misma exagerada euforia que saludas al Obispo, al encumbrado político o al empresario rico, a partir de ese día seremos un pueblo en pleno crecimiento. Ese crecimiento que requiere y urge a nuestro pueblo.

Por ultimo y no por eso menos importante es la solicitud que hacen los empresarios del ramo para que se amplíe el horario de cierre de bares y cantinas. Que afán, digo yo, de estar gestionando ante todas las autoridades para que esos lugares permanezcan abiertos hasta altas horas de la madrugada. Si el ímpetu de esas gestiones lo dedicaran para asuntos que traerían un beneficio a la comunidad otra cosa seria nuestro pueblo. Aunque comprendo la necesidad como negocio que tiene el ramo, el horario solicitado ante las autoridades es excesivo a todas luces por el riesgo que esto representa para nuestros jóvenes.

Total hombre, si quieren mas horas de diversión, empiecen a tomar a partir de las 6 de la tarde para que a las 12 de la noche ya estén bien zurumbatos. No que empiezan a tomar a las 11 de la noche y llegan a su casa (si es que llegan) como placa de trailer con la fresca de las 5 de la mañana.
No creo que ése sea el ejemplo que queremos dejar de herencia a nuestros hijos y nietos cuando ya no estemos aquí, porque si así lo fuera, estuviera como diría El Zurdo “un poquito ‘pior m´hijo”, porque la sangre llama.
También aquí las anécdotas sobran.

Nos vemos…

1 comentario:

Gerardo C dijo...

muy buen escrito, tiene toda la razon, nomas que los rotarios tambien tienen cola que les pisen
los programas que segun es para le gente y mandarlos a estudiar fuera, solo los usan para los hijos de ellos y eso no se vale, tanta gente que desea estudiar fuera y no tienen recursos, deberian hacer algo con ellos.