26 de junio de 2007

El Paisano


Llegan de todas partes de Mexico a nuestro Piedras Negras. Algunos de ellos acompañados de su familia y amigos traen todas sus pertenencias en esas coloridas redes y morrales. Nadie trae maleta, son muy pesadas e incomodas, dicen, porque se batalla para ir cargandolas por el monte. Sus ropas se limitan a lo mínimo necesario para cargar porque saben que el trayecto será largo y muy peligroso. Ahí en sus morrales tambien traen atados los sueños y las ilusiones por una vida mejor. Eso tambien les pertenece.

Traen además, el corazón lleno de recuerdos y la nostalgia les brota por aquello que dejaron de este lado, su gente y sus pocos bienes. Esa nostalgia no la pueden dejar aquí, cargan con ella porque saben que será el vínculo que los mantendra en contacto con su Mexico querido, este Mexico que los dejo ir sin hacer nada por mantenerlos aquí, ese que no los apoyo porque sus prioridades actuales son otras y que ellos, los paisanos, jamas podrán comprender. Por ahora, la Fe es su unica bandera.

Bajo la sombra que dan sus sombreros o sus cachuchas se alcanzan a ver unos ojos que brillan de esperanza y de ilusion, pero también de recuerdos y tristezas por haber dejado tras de sus huellas su casita y su parcela.

Todos ellos son gente muy buena. Gente necesitada que arriesga su vida y la de los suyos por una vida mejor que no han podido conseguir aquí en su casa. Algunos con rabia estarán dispuestos a dejar en su morral, solo por un tiempo, la dignidad empeñada por una vida mejor. Triste, pero es cierto. Pero, a ver, ¿que esa dignidad no se la habiamos pisoteamos nosotros aquí? Que más da. Algún día no muy lejano habran de sacar el orgullo de mexicano que los caracteriza y reclamará con fuerza, su dignidad empeñada. Ya lo verán.

Amigos, son nuestros Paisanos!. Si, esos hombres que vemos esperar pacientemente el momento oportuno o acordado con su guía para cruzar el Río Bravo que divide a dos mundos diferentes completamente. Son esas personas que vemos recostados en la estación de Autobuses o caminando por la calle Hidalgo y que a veces, con desprecio volteamos a ver. Son ellos los que nuestros policías corruptos roban y maltratan. Son ellos a quienes los retiran por la fuerza de las calles porque dan un mal aspecto al mal llamado Centro Histórico de la Ciudad.

Pero también, son ellos a quienes un grupo de personas sensibles ante su situación los atienden y les ofrecen el apoyo cuando mas lo necesitan. La Casa del Peregrino. Vaya desde esta columna, un sencillo reconocimiento para ese grupo de damas que dan -sin recibir nada a cambio- su muy valioso tiempo con el propósito de ayudar a nuestros paisanos. Que Dios las bendiga.

“Cuando crucemos p’alla m'ijo, lo que trabajemos nos lo pagarán bien pagado, nuestro sudor vale mucho de aquel lado m'hijo, y los “gringos” nos pagan bien a los que trabajamos duro…” “ora lo veras” le dice un señor a su hijo mientras se comen un taco en el Mercado Zaragoza de Piedras Negras, Coahuila.

Compran botes vacíos de galones de leche por dos razones. La primera, porque serán los “flotadores” de sus pertenencias cuando crucen el Río y la segunda como deposito del agua que los refrescara durante su cruce por el desierto. Compran suficientes “portolas", frijoles en lata, y encendedores (porque los cerillos se mojan al cruzar el rio) para el trayecto, después, se ponen a descansar unos dias a recuperar las fuerzas y prepararse física y mentalmente para las grandes caminatas por el monte. Muchos llegaran a su destino, otros los pescara la migra y otros mas morirán en el intento en aquellas tierras de su sueño.

"Pero fijese que vale la pena señor", me dijo uno de los paisanos con quien platique este domingo en la puerta del negocio de papá. "También nos estábamos muriendo aquí en Mexico, ¿que no?. "A mi me han regresado varias veces -continuó dibujando una sencilla sonrisa- las mismitas que he vuelto a cruzar porque ya mi familia y mis amigos están de aquel lado. Por cierto, le digo que los oficiales de la migra siempre se han portado “a todo dar” con nosotros, nos tratan bien y nos dan de comer cuando nos regresan. Los “polecias” de acá todo lo contrario - me dijo- cuando nos llegan a ver, nos bajan la “lana” para poder continuar con nuestro camino, condenados! son bien “canijos” esos, ni parecen de los nuestros. Fijese que voy para un rancho que esta entre San Antonio y Dallas, allá me espera el patrón. Un gringo “a toda madre” con quien ya tengo varios años que me paga bien y vela por mi familia. Ahí me voy a quedar hasta que "arregle" y mis muchachos puedan estudiar sin broncas “ora lo vera”.

Después de nuestra corta plática, Remigio se fue fumando tranquilamente, cargando en su morral los botes, los frijoles, las “portlas”….. los recuerdos...... y sus sueños.
Nos vemos…

2 comentarios:

Joshua dijo...

It's so nice for me to have found this blog of yours, it's so interesting. I sure hope and wish that you take courage enough to pay me a visit in my PALAVROSSAVRVS REX!, and plus get some surprise. My blog is also so cool! Don't think for a minute that my invitation is spam and I'm a spammer. I'm only searching for a public that may like or love what I write.

Feel free off course to comment as you wish and remember: don't take it wrong, don't think that this visitation I make is a matter of more audiences for my own blogg. No. It's a matter of making universal, realy universal, all this question of bloggs, all the essential causes that bring us all together.

I think it's to UNITE MANKIND that we became bloggers! Don't see language as an obstacle but as a challenge and think for a minute if I and the rest of the world are not expecting something like a broad cumplicity. Remenber that pictures talk also. Open your heart and come along!!!!!

olaguer dijo...

Estimado Javier:

Como te comentaba tenemos una organización llamada Concilio Mexicano de la Florida, y nos pareció un excelente articulo este, “El Paisano” te felicitamos y esperamos que nos sigas escribiendo artículos acerca de nuestros paisanos y alentarlos a que se sigan superando, por que a pesar de todo hemos visto que muchos de ellos han triunfado en USA así que en hora buena mi “Flaco de oro” y te mandamos un fuerte abrazo los de Piedras Negras que nos encontramos en la Florida y que te extrañamos.
Saludos
Olaguer